El Ámbar, la piedra que no es piedra

El Ámbar es la resina fosilizada de un tipo árbol prehistórico, proviene de diversas variedades de pino (Pinus succinifera) desaparecidas hace milenios de la superficie de la tierra. El ámbar es conocido y usado por el hombre desde tiempos prehistóricos.
Como casi todos sabemos y si alguien no lo sabe, ahora lo sabrá, el ámbar no es un mineral en sí, no es una piedra, es una resina de árboles como el pino, fosilizada hace millones de años, por tanto de origen orgánico.
 
Se le considera la piedra preciosa más antigua usada por el hombre.
 
Tiene un tacto cálido y agradable y su color es amarillo anaranjado, el más común, ya que existen muchas variedades.
Una de las maravillas que posee esta resina es que se pueden ver muy a menudo insectos atrapados dentro, al caer la resina muchos quedaron pegados y así han llegado hasta nosotros esos insectos de millones de años (a mi esto me fascina).
 
Aparte de su gran belleza, el ámbar se caracteriza por la cantidad de propiedades que posee.
 
Propiedades mágicas y terapéuticas del ámbar:
 
– Ayuda a superar estados de tristeza y desesperación.
– Su vibración ayuda a reforzar la memoria.
– Fortalece el ánimo a quien teme emprender algo nuevo.
– Tiene la capacidad de absorber la energía negativa.
– Actúa sobre el campo biomagnético limpiándolo de impurezas.
– Potente amuleto contra energías negativas.
– Ejerce un efecto calmante para todo tipo de dolencias.
– Ideal para el dolor de cabeza.
– Excelente para proteger a los niños y ayuda mucho en el proceso de la dentición por sus efectos calmantes.
 
Cada vez quedan menos yacimientos, los más importantes se encuentran en el Báltico, República Dominicana, México y España. Todos tienen diferentes características pero mismas propiedades.
Todas las fotos que os pongo a continuación son de mi colección de Ámbar
 
 
Espero que os haya gustado, gracias a tod@s por seguir leyéndome.
 
Un abrazo y hasta pronto.
Laly

4 pensamientos en “El Ámbar, la piedra que no es piedra

  1. Hola, me encanto su reportaje acerca del ámbar, tengo una pulsera q adquirí hace años en México. Y no tenía el conocimiento de las ventajas de este material. Con mucho más razón usare mi pulsera cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *