Tipos de incienso y múltiples usos

La palabra incienso proviene del latín y significa encender, es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que a menudo se añaden aceites esenciales de origen animal o vegetal, de forma que al arder desprenda un humo fragante con fines religiosos, terapéuticos o esotéricos.
 En el pasado, las sociedades china y japonesa usaron lo usaron como parte integral de la adoración de deidades hindúes.
Además, tiene un uso importante en:
– Budismo
– Iglesia Católica
– Iglesia Ortodoxa.
 
Está disponible en numerosas presentaciones y grados de preparación. Sin embargo, generalmente se clasifica en dos tipos, dependiendo del uso:
 
  • para quema directa 
  • para quema indirecta.
 
Aparte de esto, la preferencia por una u otra presentación depende en buena parte de la cultura, las tradiciones y los gustos personales. El incienso en barra es la forma más común y preferida usada en las culturas china y japonesa, por lo que la mayoría del incienso producido en estos países se fabrica con esta forma.
 
QUEMA DIRECTA
El incienso para quema directa es colocado generalmente en un receptáculo denominado inciensario en el cual se prende y se hace ventilar para propagar su aroma.

Las formas más comunes en las que se comercializa son:

  • Espiral: este incienso es capaz de arder durante mucho tiempo, desde horas hasta días.
  • Cono: arde relativamente rápido. Los conos que incluyen artemisa se usan en la medicina tradicional china (MTC) para tratamientos de moxibustión.
  • Varas huecas: esta forma de incienso en vara tiene un centro de bambú. Las variedades de mayor calidad incluyen un centro de sándalo fragante. El centro se cubre de una gruesa capa de incienso que se quema junto con él. Esta presentación se produce frecuentemente en China y la India. Cuando se usa para el culto en la religión tradicional china, las varas huecas de incienso se conocen a veces como «varas joss».
  • Varas macizas: la vara no tiene un núcleo de apoyo, siendo macizas. Al ser fácilmente divisible en trozos, permite determinar la cantidad concreta que se desea quemar. Esta es la forma más común en Japón.
 
conos
QUEMA INDIRECTA
 
También llamado no combustible, el uso de este tipo de incienso requiere una fuente externa de calor ya que no produce ascuas cuando se consume. El calor se consigue normalmente mediante carbón vegetal o ceniza caliente. El incienso se quema colocándose directamente sobre los carbones ardientes o sobre una placa de metal caliente en el incensario.
Es la forma más común usada tradicionalmente en Oriente Medio o en la cultura cristiana.
  • Entero: el material es quemado directamente en su forma bruta no procesada sobre ascuas de carbón.
  • Pulverizado o granulado: el material se parte en trozos más pequeños. El incienso se quema así rápidamente, proporcionando un corto periodo de olores intensos.
  • En pasta: pulverizado o granulado se mezcla con un aglutinante pegajoso, como fruta seca, miel o resina blanda, formando pequeñas bolas o tartaletas, una práctica muy utilizada entre las culturas que lo utilizan.

Aquí os dejo un enlace muy interesante para que veáis los significados de los inciensos según sus olores:

La magia de los inciensos y el significado según sus olores

Espero que os haya gustado y hayáis aprendido un poco más sobre ellos.

Un abrazo: Laly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *